Útiles escolares que usaron las niñas de los 90.

Útiles escolares que usaron las niñas de los 90.

Una de las cosas que más emocionaba del primer día de clases, era cuando llegabas a mostrarles tus útiles nuevos a los compañeros. Te presentamos una lista de útiles que seguramente tuviste si fuiste niña en los 90.

Era la maravillosa década de los 90, te la pasabas bailando todas las coreografías de las Spice Girls, hacías hasta lo imposible por que tu tamagotchi se mantuviera con vida y reproducías tus discos favoritos en tu Discman.

Pero otra cosa que sin duda también marcó a todas las niñas durante esta época, fueron los útiles escolares, y no hablo de los tradicionales y aburridos, sino de aquellos que les pedíamos a nuestros papás rozando casi el berrinche porque nos parecían coloridos, creativos y genuinos.

En esos gloriosos años donde no eras más que una inocente criatura que caminaba de la mano de mamá rumbo a la escuela, con la mochila repleta y el atlas que no entraba en ningún lado bajo el brazo, algo que sin duda hacía más feliz nuestra estancia dentro de las aulas eran ciertos artículos que robaban nuestra atención y emocionaban por sus particularidades.

A continuación, te presentamos algunos de los útiles escolares noventeros más populares que seguramente, si fuiste niña en aquellos años utilizaste y recordarlos te provocarán sonreír:

Goma con aroma.

Estas gomas realmente eran muy poco funcionales porque lejos de ayudarnos a borrar sólo manchaban nuestro cuaderno, pero encantaban debido al aroma y sus originales diseños, desde las que tenían forma de lapicero hasta las que evocaban muñequitos, frutas u objetos.

Lápices flexibles.

Irónicamente, también este lápiz de útil tenía muy poco, pues resultaba muy incómodo escribir con ellos. Lo que sí, es que resultaban un entretenimiento perfecto durante las clases aburridas, donde pasabas el rato doblándolo y retorciéndolo hasta donde se pudiera.

Plumas multicolor.

Negro, azul, rojo y verde, cuatro colores en una misma pluma, no existía nada mejor. Estas plumas eran de las primeras que pedías al momento de comprar los útiles, y a diferencia de los dos primeros de la lista, este artículo sí lo utilizabas con frecuencia. Un clásico distractor era intentar bajar todas las palanquitas de colores al mismo tiempo, no lo niegues.

Plumas de gel.

Las portadas de tu cuaderno o tus apuntes no estaban completos sin un enorme título pintado con una pluma de gel. Todas las niñas solían usarlas para decorar su cuadernos o escribir cartas para sus amigas, eran todo un éxito en la época.

Sellos y estampas.

Las libretas de toda niña de los 90 estaban decoradas con una infinidad de sellos de alguna caricatura o personaje famoso de aquellos años, mientras que estuches y pastas de cuadernos se llenaban de estampitas con figuras llamativas, imágenes de programas de televisión o incluso recomendaciones cívicas. El objetivo es que todo se viera alegre y colorido.

Plantillas.

A pesar de que no había mucha variedad, podíamos pasar horas y horas dibujando con las plantillas. Gracias a ellas podíamos plasmar animales, plantas y todo tipo de figuras que ayudaban a que nuestros trabajos tuvieran una mejor presentación.