Todo lo que quisiste saber de la copa menstrual, contado por mujeres

Todo lo que quisiste saber de la copa menstrual, contado por mujeres

Una copa menstrual dura aproximadamente 10 años, ¿te imaginas todo lo que puedes ahorrarte en ese tiempo? Esto es todo lo que debes saber acerca de esta excelente alternativa.

La curiosidad que causa el término copa menstrual en las mujeres es impresionante, después de todo, muchas de nosotras llevamos toda nuestra vida utilizando toallas o tampones en nuestros días. Entonces, cuando escuchamos que existen otras posibilidades más cómodas y eficientes, sin importar nuestra cantidad de flujo, claro que queremos conocer más al respecto. 

Para comenzar, ¿qué es la copa menstrual? Como su nombre lo dice es una copa o dispositivo que se inserta en la vagina durante la menstruación para que recolecte el flujo menstrual. A diferencia de los tampones, no absorbe la sangre, más bien la contiene hasta que se extrae y se desecha el líquido.

Lo sabemos, seguramente lo estás imaginando y podría parecerte un poco extraño; sin embargo, hemos preparado este artículo para deshacer esos mitos que te impiden tomar la decisión de usarla y reforzar esas maravillosas realidades que muchas mujeres ya viven día a día. Solamente queremos decirte, que sin importar lo que leas, la decisión de usarla o no es solo tuya; lo más importante es que tú te sientas cómoda y segura. 

En Plaza de la Mujer encuestamos a algunas mujeres para saber de primera fuente su experiencia con la copa menstrual, te sentirás identificada. Si después de leer esta información, aún tienes dudas, ¡que no te dé miedo preguntar! 

Lo primero que debes saber es que la copa menstrual no es incómoda y dependiendo de cada mujer, puedes tardarte 2, 3 o 6 meses en adaptarte a ella. El cambio es algo complicado pero gran parte de las chicas no tienen problemas, así que solamente es cuestión de tiempo para acostumbrarte. ¡Ojo! La copa solamente se siente y es incómoda si no se coloca bien. 

  • “Los cambios siempre son difíciles al principio, ya que nos debemos adecuar. En este caso, los primeros días que usé la copa me sentía incómoda por el hecho de traer algo ‘ahí’ jajaja y porque no estaba segura de haberla colocado bien, ya que podría mancharme, aunque para prevenir cualquier accidente, me coloqué la copa y una toalla”. – Tania, 24 años

Todo lo que quisiste saber de la copa menstrual, contado por mujeres

Otra inquietud de muchas mujeres es cada cuánto vaciarla. Dependiendo de tu flujo puede ser cada 3 o 4 horas o hasta 3 veces por día. Debes reconocerte a ti misma usando este dispositivo y será el tiempo que tardes en acostumbrarte a esos factores. 

  • “Trato de cambiarla tres veces al día los primero dos días, después de eso dos veces al día por higiene”. – Adriana, 34 años

Puedes estar tranquila con eso de los bajones, ya que la copa menstrual es súper eficiente y eso de los “accidentes” se vuelve prácticamente un mito. A diferencia de las toallas o tampones, no te mancharás la ropa interior.

  • Al usar la copa, te olvidas del famoso ‘bajón’, la neta eso ni se siente y puedes dormir cómodamente, eso sí, si el flujo es mucho, te despierta en la noche la inquietud de vaciarla, de hecho se siente cuando debes hacerlo”. – Sandra, 29 años 

Ahora, cuando toca vaciarla el procedimiento es muy sencillo, pero eso sí debes hacerlo con mucha higiene. Lo más recomendable es lavarse las manos antes de hacerlo, retirarla, vaciarla en el retrete y limpiarse a sí mismas y a la copa con una toallita húmeda. En todos los casos, incluso con la toalla o tampón debes ser muy cuidadosa al cambiarlos, ya que tú no controlas el flujo o los residuos que este provoca. 

  • Al sacar la copa queda un poco de sangre en las paredes vaginales, lo que hace que en determinado momento salga esa sangre y te manche. Por eso uso un pantiprotector, con eso es suficiente para no manchar mi ropa interior”. – Tania, 24 años 

Una vez que tu periodo termina, debes limpiar y esterilizar la copa menstrual. Solamente debes enjuagarla con agua abundante, hervirla de 5 a 10 minutos en un recipiente especial, secarla y guardarla en su estuche o bolsa. 

  • “La enjuago con un chorro de agua y posteriormente la hiervo como lo indica en el instructivo y se guarda en una bolsita especial”. – Miriam 28 años

Todo lo que quisiste saber de la copa menstrual, contado por mujeres

Por lo regular, las copas menstruales puedes encontrarlas en dos tamaños, chica y grande y tienen una duración aproximada de 10 años. El precio de un solo dispositivo equivale al gasto de 12 paquetes de toallas sanitarias o tampones (aproximadamente), así que el costo lo recuperás en 6 meses, lo cual ayudará a la economía familiar.

  • “La copa me encanta porque es ecológica y no gasto”. – Alinka, 26 años

Todas y cada una de las chicas encuestadas recomendaron la copa menstrual con un contundente sí. Esto quiere decir que los esfuerzos anteriores valen totalmente la pena y son una excelente opción para las mujeres, ya que además de comodidad y efectividad son amigables con el medio ambiente. 

  • Si se sienten más cómodas, ya venden toallas y pantiprotectores de tela, que pueden ayudar a la transición y a seguir cuidando el medio ambiente”. – Sandra, 29 años 

Todo lo que quisiste saber de la copa menstrual, contado por mujeres

En resumen…

Realidad

  • El cambio es no es tan fácil al principio
  • Es muy eficiente
  • No volverás a gastar en toallas ni tampones
  • Esterilizarla es súper fácil

Mito

  • La copa menstrual es incómoda
  • Debes vaciarla a cada rato
  • Vaciarla implica accidentes

Ahora, no nos olvidamos de las chicas que aún no la prueban y al preguntarles la razón, todas contestaron en pocas palabras: miedo al cambio. En Plaza de la Mujer impulsamos a las mujeres a lograr su mejor versión, así que te recomendamos arriesgarte a probar la copa menstrual sin prejuicios, todo con el propósito de sentirte más cómoda, total, si no te funciona, siempre podrás regresar a tu método anterior.