Cómo superar una ruptura amorosa

Cómo superar una ruptura amorosa

Hace unos meses, una de mis mejores amigas me platicó que había sufrido una ruptura amorosa. Ya llevaban tres años juntos y “las cosas iban bien”, incluso ya habían hecho planes de irse a vivir juntos y casarse. 

“De un día para otro” todo terminó, de acuerdo a la percepción de ella; pero lo cierto es que, en los últimos meses antes de este final, se habían acumulado los problemas, peleaban más seguido y se habían envuelto en un ciclo destructivo que ella ya no notaba, se había acostumbrado.

Se peleaban cada 15 días y se dejaban de ver hasta 5 días, se volvió un martirio pero también les daba una sensación adrenalínica por lo que esta situación se les hizo no sólo rutinaria, sino también necesaria.

Ambos rompieron sus límites de respeto pero se adaptaban hasta permitir cada vez más situaciones que nunca imaginaron. Al final, una discusión más fuerte de lo normal los llevó a terminar.

A pesar de esto, ella ahora no sabe cómo superar la pérdida, no sabe qué será de su vida y siente que todos los planes que habían hecho juntos murieron de pronto, al final ella tiene que reiniciar una vida que había dejado de lado por dedicarse a él.

¿Qué hago ahora?

En Plaza de la Mujer te damos algunos tips para superar la ruptura, pero antes queremos hacerte una advertencia para no crearte falsas ilusiones: debemos estar conscientes que toda herida, golpe, ruptura y pérdida (física o emocional) causa inevitablemente dolor.

Obviamente sentir dolor no le gusta a nadie, es por esto que no soportamos la idea, incluso cuando enfermamos, por ejemplo, queremos tomar rápido medicamentos para apagar los síntomas, deseamos sanar rápido y estar bien instantáneamente, pero en el amor y ante la pérdida, no sólo amorosa sino también de amistad, trabajo, cambio de casa, entre otras, es inevitable.

Otro aspecto que debes saber antes de nuestros tips es que, sanar y llevar a cabo los puntos que te daremos, requiere de entrar en un proceso natural donde necesitas sentir el dolor, aceptarlo durante un tiempo y saber que sanar no será de la noche a la mañana ¡pero lo harás!

Con estas dos advertencias te daremos algunos tips:

1.Se vale sentirse triste, llorar, desahogarse, contar la historia mil veces hasta que te des cuenta que te duele menos, es de humanos. Pero no te estanques por mucho tiempo en ello, ni permitas que se vuelva crónico.
2.El punto anterior ayudará a que gradualmente aceptes que la relación se acabó y él o ella se ha ido por cualquier razón, pero ya no esperes.
3. Mata toda esperanza. Se escucha cruel, pero mantener aunque sea una pequeña chispa podría encender falsas ilusiones que la otra persona no tiene contemplado cumplir. ¿Te gustaría estar esperando indefinidamente a alguien que no sabes si volverá?
4. Busca diferentes amigos a quienes les puedas contar lo que pasó y lo que sientes sin que te juzguen. En estos momentos, no necesitas que te digan en qué fallaste porque eventualmente tú harás ese ejercicio de reflexión y generalmente es a solas, lo que realmente funciona es el apoyo incondicional.
5. Cerrar ciclos depende de la persona que está sufriendo el dolor, no del otro, así que para dar el paso corta contacto total, por lo menos los primeros meses y no hagas caso a tus ideas de llamarle para una charla final, eso sólo es pretexto. Recuerda que no necesitas permiso del otro para seguir adelante con tu vida.

6.Aunque l@ extrañes no le escribas, no l@ llames, ni l@ busques, porque es normal echar de menos a las personas por todo lo que hacían juntos, sin embargo, eso no es una señal de que deban volver, ni de que algo ha cambiado o se ha arreglado; por el contrario, sería el pretexto para que el otro se comporte de una manera que a tí no te guste o te hiera.
7. Ahora sí, tómate un tiempo a solas para analizar en intimidad qué fue lo que sucedió. Si tienes que reconocer algún fallo, hazlo ahí mismo y para ti, no necesitas ir a platicarle al otro, ni explicarle las cosas de las que te has dado cuenta. Recuerda cómo se dio, para que en una nueva oportunidad, cuando esté sano tu corazón, no cometas el mismo error y tengas relaciones de pareja que florezcan.
8. Ahora analiza al otro, no con el objetivo de pelear ni echarle la culpa, sino para que puedas ver, de manera más neutra, lo que no quisiste mirar y pasaste por alto con tal de continuar la relación a como diera lugar. Esto te servirá para aprender a no dejar pasar de largo los detalles, por ejemplo, detalles como si un día le gritó a un mesero o una persona que le prestó un servicio o tuvo actitudes ofensivas contigo.
9.Empieza a reconstruir una nueva vida. Al paso de un tiempo, haz lo que más te gusta, inscríbete en actividades divertidas, desarrolla nuevas habilidades, busca nuevos lugares donde puedas convivir con más gente.
10.Redescubre tus gustos, muchas veces dejamos algunos gustos por agradar al otro, pero retoma lo que si te hacía bien. Recobra a algunos amigos que dejaste de ver y haz nuevos.

Nota: A veces sucede que después de una ruptura, tu ex te vuelva a buscar, pero generalmente es un impulso y necesitan tomarse tiempo separados para pensar. Ten en cuenta nuestros consejos para que vuelvas a centrar tu camino y puedas mirar al frente para encontrar de nuevo esa felicidad.