¿Qué anticonceptivo es el mejor para ti?

¿Qué anticonceptivo es el mejor para ti?

Tengo unos amigos en la universidad que después de un tiempo de relación, descubrieron que ella es alérgica al látex, entonces tenían la preocupación de buscar una opción alternativa para cuidarse de un embarazo con otro método anticonceptivo que no sea el condón.

Por otro lado, tengo una amiga a quien las pastillas anticonceptivas le provocan un descontrol en el peso y su alimentación, incluso en cambios de humor; o a otra de mis compañeras de trabajo, se le olvida tomarla a veces y hay un total desajuste.

Hasta que pasamos por alguna situación similar o particular, es cuando nos damos cuenta de la importancia de elegir un método anticonceptivo que se ajuste a nuestra personalidad, comodidad y necesidades.

Plaza de la Mujer en conjunto con DKT, te indicamos y explicamos cuáles son los métodos anticonceptivos más comunes que pueden acomodarse a tu vida cotidiana y cuerpo.

El DIU (Dispositivo Intrauterino) es un objeto de plástico o cobre que se coloca en el cuello de la matriz y tiene una forma tal que impide que el óvulo sea fecundado. Si eres olvidadiza este método es para ti.

Se coloca en el útero al segundo día de la menstruación, tiene una efectividad de más del 99%. No requiere de un mantenimiento constante, su duración aproximada es de 4 años. Este método se recomienda con una pareja estable porque no protege de Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS).

El Implante anticonceptivo (Nexplanon) es una varilla delgada que libera hormonas en el organismo que evitan el embarazo, haciendo espeso el moco en el cuello del útero y dificultando la movilidad del esperma.

Su efectividad dura hasta 3 años, se inserta en el brazo por un médico o enfermera y puede ser gratuito u oscilar su precio entre los $1,300 pesos. Después de su vida útil también deben pagar por retirarlo. La manutención es baja, no requiere que estés al pendiente diario.

La inyección anticonceptiva (Depo Provera) te protege por un tiempo más prolongado pues debe cambiarse máximo cada tres meses (cuatro veces al año), así que programa un recordatorio para que no quedes desprotegida. Cuesta de 0 a 100 pesos.

Está compuesta por la hormona progestina, que evita el embarazo al prevenir la ovulación; sin embargo, no protege de las enfermedades de transmisión sexual.

El parche anticonceptivo, se usa diariamente durante tres meses, en promedio, contiene las hormonas estrógeno y progestina que son absorbidas por la piel al ser colocado donde prefieras de tu cuerpo.

El parche hace que los ovarios dejen de producir óvulos, no protege contra enfermedades de transmisión sexual, es 91% efectivo y cuesta de cero a 150 pesos.

Pastillas anticonceptivas, para este método si tienes que ser muy organizada y acordarte de todo porque tienes que tomarla diario a la misma hora. La píldora detiene la ovulación y espesa el moco cervical lo cual dificulta el movimiento del esperma.

Este método requiere tu atención diaria, lo puedes conseguir de manera gratuita, hasta 75 pesos y si olvidas ser muy precisa en el tiempo para tomarla puede causar la falla.

El condón es el preferido por su inmediatez y efectividad, además, es de los principales métodos que si protegen de las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS). Se trata de una funda elástica delgada que cubre el pene durante las relaciones sexuales y mantiene el semen dentro del látex.

Por lo tanto, actúa como una barrera para que pueda acceder el espermatozoide a la vagina y se debe colocar en cada relación sexual y tiene el 98% de efectividad.

El anillo anticonceptivo vaginal (NuvaRing) es un aro que se inserta en el cuello del útero y ahí libera hormonas estrógeno y progestina que evita embarazo al impedir la llegada del esperma al óvulo.

Este anillo debe cambiarse máximo cada tres meses exactos, así que debes colocar recordatorios, incluso antes para que hagas tu cita y un especialista lo cambie. El costo de este dispositivo alcanza hasta 100 pesos.

El condón femenino son pequeñas fundas de nitrilo (plástico suave) que se introducen en la vagina o en el ano para brindar protección contra las enfermedades de transmisión sexual y, al colocarse en la vagina, evita embarazos.

Se utilizan cada vez que se tiene una relación sexual, tiene 79% de efectividad.

Por otro lado, el diafragma es una copa de silicona blanda poco profunda y con forma de platillo pequeño que se introduce en la vagina para cubrir el cuello uterino. Además de embarazos protege de ETS.

Tiene un 87% de efectividad y se recomienda usar con espermaticida, de la misma manera que el condón se utiliza una vez cada que se tengan relaciones sexuales.

Los espermaticidas son productos químicos que se insertan en la vagina justo antes de la relación sexual, su efectividad es del 71%, por eso se recomienda utilizarlo combinado con otro método como el condón y se aplica cada vez que se tenga la relación.

Este método bloquea la entrada del espermatozoide al cuello uterino para que el esperma no llegue al óvulo, afectando su movilidad.

Plaza de la Mujer y DKT están al pendiente de tu salud sexual, ¡infórmate!