Match = “Y vivieron felices para siempre”

Match = “Y vivieron felices para siempre”

Las denominadas “Apps de ligue” siguen uniendo los melosos corazones de los mexicanos. Con el match perfecto, ten la seguridad que dejarás de ser el famoso “forever alone”, tal fue el caso de Andrea y Benjamín.

Por: Fernando Sosa.

El mundo, la tecnología y hasta las formas de “ligar”, han ido cambiando constantemente. Actualmente existen apps para ello y han ido incrementando en número hasta especializarse en el tipo de relación que deseas, ya sea para conseguir tu match perfecto, conocer personas con intereses y gustos en común, o si lo prefieres, utilizarlas solamente para un encuentro casual en un día de fiesta.

Y esto, tanto Andrea como Benjamín lo saben. Uno de los miles de casos de éxito que han dado fruto en el uso de estas aplicaciones. La hermosa historia de estos dos enamorados nació gracias a un “super like” que hicieron en Tinder sin imaginar el “match” perfecto que estaba por relucir entre ellos.

Todo empezó mientras Andrea tomaba un café con sus compañeras de trabajo un viernes después de una larga jornada laboral. En ese entonces Andrea tenía casi un año de su última relación y Gaby, una de sus compañeras, le aconsejó que descargara Tinder.

Andrea no se sentía del todo cómoda por esta idea, así que sus amigas le estuvieron insistiendo y al fin se decidió por descargarla.  Como era de esperarse al momento de utilizar la app, hizo varios “nope”, pero también muchos “match” con chicos cercanos a ella.

En particular, el  “match” que la cautivó por completo, fue el que hizo con Benjamín. En ese momento llegó un enorme presentimiento a su persona, se estaba dando cuenta que él podría convertirse en una de las personas más importantes y valoradas en su vida.

El semblante de Andrea se iluminó y apareció una sonrisa con un brillo que desde hace mucho no irradiaba, cuando de pronto se da cuenta que le había llegado una notificación de él, sí, de Benjamín.

“¡Hola! ¿Cómo estás?” Fueron las primeras palabras que le transmitió Benjamín a Andrea, así empezó la hermosa historia juntos. Toda esa noche estuvieron conversando con gran ánimo, entusiasmo y una química que fue la encargada de unirlos.

Días después, Benjamín se encontraba sentado en una mesa casi al fondo de un restaurante de sushi donde había invitado a cenar  a Andrea. ¡El día de conocerse en persona por fin había llegado y los nervios se encontraban a flor de piel!

Él tratando de calmar sus nervios, observaba las fotos de Andrea que tenía en sus redes sociales, cuando en un instante quedó inmóvil y seducido por una hermosa voz que le llamaba. Sin saber muy bien qué es lo que sucedía, levantó la mirada y la vio parada frente a él, ella poseía una hermosa sonrisa mientras lo observaba con una mirada tierna y angelical.

Esa noche el cielo estaba lleno de estrellas que brillaban solo para ellos, desbordaban risas, cruces de miradas y coqueteo que pasaron durante la cena… fue una noche inolvidable.

Empezaron a conocerse más y compaginar, de tal manera que luego de 2 años de noviazgo Andrea y Benjamín decidieron jurar amor eterno frente al altar, colmados de amor, emociones inexplicables y dispuestos a seguir con ese sentimiento loco que los ha unido durante todo este tiempo.

Su historia de amor que nació gracias a Tinder sirve como ejemplo y demuestra que sí puedes encontrar el amor verdadero a cuesta de un match.

¡Decídete! El amor de tu vida puede estar oculto en un “super like” o en un “match” tal como sucedió con Andrea y Benjamín.