La naturalidad de la mujer se vive con esta copa

La naturalidad de la mujer se vive con esta copa

En la actualidad, las mujeres además de ser profesionistas, decididas, independientes, entre otras cualidades, estamos cobrando una gran conciencia por el cuidado de la naturaleza, buscamos un equilibrio entre nuestro estilo de vida y el impacto que dejamos en la Tierra.

En este tema, sabemos que los procesos naturales de nuestro cuerpo son más importantes de lo que parecen, incluso desde nuestros ancestros se piensa que son dones entregados a las mujeres, como nuestra menstruación, que nos hace capaces de generar vida.

En este tema, la menstruación, más allá de los cambios de humor que debemos soportar o los dolores, es un aspecto que debemos cuidar y, hasta cierto punto, equilibrar, de hecho, culturas ancestrales mencionan que el ciclo femenino y la órbita de la Luna alrededor de la Tierra revelaba el vínculo que une la menstruación con los grandes ciclos de la vida y el Universo.

Regresar a la Tierra

Para las mujeres de personalidad más proactivas con el medio ambiente, existe una opción para el cuidado de nuestra higiene en nuestro periodo, no contamina con acumulación de basura o deshechos orgánicos y es amigable con el cuerpo, se trata de la copa menstrual.

Como su nombre lo dice, se trata de una copita suave y flexible de látex que se utiliza como un tapón vaginal que recolecta el flujo de nuestro periodo. Este método sustituye el uso de toallas sanitarias o tampones que impactan y generan basura en el medio ambiente.

Además, entre las ventajas, te permite ahorrar porque la compras una vez y con los cuidados adecuados puede durar hasta 10 años.

Asimismo, te da seguridad para todo el día porque la puedes llevar durante 12 horas, aunque te recomendamos vaciarla tres veces al día para cuidar tu cuerpo.

Existen dos tipos de copa menstrual:

  1. Copa A, diseñada para mujeres que no han tenido hijos o que los tuvieron por cesárea.
  2. Copa B, son recomendadas para las mujeres que han dado a luz de forma natural.

Antes de utilizarla por primera vez, ponla a hervir en agua durante 7 minutos y repite esto después de cada periodo. Antes de colocarla lávate bien las manos.

Al utilizarla, con los cuidados adecuados, evitarás infecciones, ya que el material del que está fabricado no permite la acumulación de gérmenes, ni se han detectado casos de síndrome del shock tóxico como con el uso de los tampones.

Son cómodos, los puedes tener puestos durante toda la noche y el día sin molestias.

Además, podemos hacer cualquier tipo de ejercicio como nadar, montar caballos, alzar pesas, correr, bailar, mojarnos o sudar sin ningún accidente.

En Plaza de la Mujer tenemos todos los productos y artículos que te ayudan a cuidarte.