Hábitos para una relación sana de pareja

Hábitos para una relación sana de pareja

Una relación sana de pareja no es lo mismo que una relación perfecta, hay que cuidarla y esforzarse día a día por conservarla. Descubre algunos hábitos para lograrlo.

Las relaciones humanas siempre han sido un tema complejo, pero hablar de las relaciones de pareja va más allá. Cuando escuchamos la palabra “novio” o “esposo”, en lo primero que pensamos es amor, ¿pero el amor por sí solo es suficiente para lograr una vida sentimental saludable?

Podemos considerar que el amor es lo más importante en una relación de pareja, sin embargo, este término tiene un sinfín de posibilidades que debes explorar y poner en marcha, si realmente quieres estar a largo plazo con esa persona especial. Recuerda que al hablar de relación sana, no quiere decir que sea perfecta y ambos necesitan hacer un esfuerzo. 

Para fomentar un relación sana de pareja, te dejamos  algunos hábitos para poner en marcha a partir de hoy:

Resolver desacuerdos

Todos los días podría haber un pretexto para discutir, pero es sumamente importante atender los desacuerdos en una relación. Algunas personas idealizan las relaciones, pensando que todo será color de rosa y cuando no sucede de esa manera, comienzan las frustraciones; comienzas a preguntarte si es la persona ideal y, probablemente lo sea, pero debes tener en cuenta que una relación no se construye sola y los problemas tampoco se resuelven solos. Como cualquier cosa en que quieras tener éxito, una relación sana de pareja requiere esfuerzo y ceder en algunas ocasiones.

Aprender a convivir con sus diferencias 

Tener cosas en común con tu pareja es un motor para seguir adelante, pero al ser dos individuos, siempre habrán diferencias en gustos y en personalidad. El beneficio y la fortaleza de una relación, se obtiene de aprender a conocer los puntos de vista del otro, escuchar y ser escuchado, parece todo un reto ¿no? No temas a enfrentarlo.

No quieras cambiar a tu pareja

Ligado al punto anterior, cada persona tiene características tan importantes y únicas que la distinguen, ¡no es justo querer cambiarla! La tarea personal es aprender a ceder y marcar ciertos límites; es totalmente válido expresar cuando algo no te gusta o no te parece correcto. Cuando la otra persona modifica ese comportamiento, debes darle el reconocimiento que merece, sin embargo, jamás podrás hacer que cambie su forma de ser. Por lo tanto, no esperar que tu pareja cambie es una característica de una relación sana de pareja.

Practicar la honestidad 

La confianza es una cosa y la honestidad es otra. Hay pequeños detalles que una persona no puede omitir, no trates de quedar bien con tu pareja haciendo algo que no quieres o no te gusta, siempre debes ser clara y honesta en todos los aspectos. Las parejas más felices son las que se esfuerzan para que la honestidad sea una meta en su vida. 

Respetar a tu pareja

Sin respeto no hay amor. El respeto es la capacidad de tratar a la pareja como un igual, no sentir ni pretender que estás por encima o por debajo del otro. El respeto es lo que se necesita para que ambos puedan fomentar la seguridad en sí mismos, el autoestima y la admiración por tu pareja.

Hábitos para una relación sana de pareja

Dar un voto de confianza

Así es, ya entramos en ese difícil terreno. Un pilar fundamental en la pareja es la confianza, misma que fomenta una sana convivencia; es lo que permite sentir que eres amada por las razones correctas y que realmente eres la persona con la que él decidió compartir su vida. Si no hay razones sólidas para confiar en la otra persona, puedes caer en vicios que no te permitirán vivir plenamente. ¿Celos? Todas los tenemos, simplemente no hay que dejarnos llevar por la imaginación y comenzar a aterrizar en la realidad.  

Pasar tiempo juntos

Cuando estás en una relación formal y duradera, cada vez se vuelve más complicado estar pegada con él pero siempre es necesario darse un tiempo para disfrutar de grandes y pequeños momentos. Es claro que existen responsabilidades, trabajo y dificultades que hay que atender día con día, pero se trata de que existan esfuerzos de parte de cada uno para compartir tiempo y que esos esfuerzos sean lazos que se fortalezcan día con día.

Hábitos para una relación sana de pareja

Admitir que no es tu pareja ideal también se vale

Entendemos la euforia que provoca conocer a alguien, querer verlo todo el tiempo y encontrarle el lado amable a ello, pero muchas veces el corazón nos dice una cosa y la cabeza nos dice otra. Muchas veces el cerebro tiene la razón y es perfectamente válido reconocer que ese hombre no es lo mejor para ti, reconocerlo es muy valiente. Siempre busca lo que te haga sentir segura, explora un poco y siempre tendrás la respuesta. 

En Plaza de la Mujer sabemos la importancia de tener una relación sana y para que puedas mostrar ese amor por él, primero debes sentirlo por ti misma. Arréglate por ti, cuidate por ti, consiéntete. Visítanos y encuentra excelentes productos y servicios para el cuidado personal: ropa, accesorios, estética y diversas opciones para ti. ¡Te esperamos!