Emprendedora, estudiante, esposa y madre a la vez, ¡sí se puede!

Emprendedora, estudiante, esposa y madre a la vez, ¡sí se puede!

Hoy ser esposa, madre, emprendedora y estudiante a la vez, puede resultar muy complicado pues no siempre resulta todo como lo planeado y terminamos quedando mal en al menos una cosa y ya ni hablamos de cómo quedas contigo misma.

Es importante que hagas un acto de reflexión para poder definir cómo repartir tu tiempo de la mejor manera para que todo fluya.

Aquí 3 consejos prácticos para que te organices y rindas.

1.- Procúrate a ti misma. Busca el momento de estar contigo misma y apapacharte ya sea con ejercicio, unos minutos de spa que tu misma puedes hacerte, leer un libro, café con las amigas, atenderte médicamente de lo que necesites, hasta comerte una gran bola de helado de chocolate (si se puede bajo en calorías), ¡lo que tu quieras!, el objetivo es que te alimentes bien, te desestreses y te mantengas saludable para que rindas en tus múltiples tareas.

A veces creemos no tener tiempo para ejercitarnos, pero 15 minutos diarios harán una gran diferencias después de unos meses, a no hacer nada nunca. Cuando hacemos ejercicio sacamos todas esas toxinas que nos hacen sentirnos fatigadas y estresadas; contrario a sentirte cansada, verás que tendrás más pila para todo tu itinerario del día a día.

2.- Enlista prioridades. Siempre habrá actividades a las que debes ponerle más atención a otras como al cuidado de tus hijos, la concentración que debes tener en el trabajo o cualesquiera que sean las actividades a realizar para alcanzar tus metas, a esos detalles dedícales más tiempo y bájale a tu estrés a otras que pueden ser no tan indispensables.

Volvemos a resaltar que tú eres importante para que tu mundo funcione, así que dentro de las prioridades busca la forma de comer sano y a tus horas, si es que no quieres terminar con problemas alimenticios como subir demasiado de peso por las mal comidas, anémica por las mal pasadas o que caigas en un problema serio de salud.

3.- Alimenta tu alma. Tú, tu familia y tu trabajo son en extremo importantes y hacen que te sientas feliz, pero si quieres llegar a otro nivel de felicidad, practica el altruismo. Las estadísticas hablan que el hacer labor altruista ayuda a que la gente sea más feliz, lo cual nos hace más saludables y por lo tanto alargamos el periodo de nuestras vidas.

Siempre habrá una forma que en cualquiera de los roles que juegues puedas ayudar a los demás, existen miles de maneras como impulso a las artesanías indígenas, alimentación a personas de escasos recursos, pláticas motivacionales, ayuda a niños con desnutrición, gente de la tercera edad en abandono, gente con abuso sexual, etc.

¿Qué esperas para tener una vida como la soñaste siempre? Lleva a la práctica estos tres últimos consejos y verás cómo tu mundo caminará diferente.

Y si ya practicas algún tipo de altruismo o empresarial que genere un impacto social positivo, inscríbete a Premio Mujeres por México, donde será galardonada la mujer más altruista de México, consulta la página http://www.plazadelamujer.com.mx/mujeres-por-mexico/

Leave a Reply

Your email address will not be published.