Cómo cuidarte del sol

Cómo cuidarte del sol

Los rayos solares son benéficos para nuestra salud, desde que ayudan a la generación de la Vitamina D para el buen funcionamiento de nuestros huesos, hasta mantener nuestros patrones de sueño estables para estar muy activos de día, pero ¡Ojo! una mala exposición puede traernos consecuencias fatales.

Dejar que nuestra piel reciba mucho los rayos UV, sobre todo entre las 10:00 y 16:00 hrs del día, puede provocar quemaduras, reducir la elasticidad de la piel, daño en los ojos, más arrugas de las normales por la edad e inclusive cambio en nuestras células que provoquen tumores, lesiones o manchas que lleguen a ser cancerígenos.

Para tener una sana relación con el sol, te damos unos tips:

  • Carga siempre lentes solares y gorra o sombrero.
  • Aplícate cremas con factor de protección solar arriba de 30 cada dos horas.
  • Planifica tus actividades de acuerdo al índice UV de cada día.
  • Trasládate por la sombra siempre que puedas.
  • Usa ropa holgada de colores claros y fresca, pero que te proteja lo más que se pueda.

Señales en tu piel que podrían requerir una visita al dermatólogo por exposición al sol

  • Que tu piel tenga ausencia de uniformidad en su color.
  • Manchas planas color marrón en áreas del cuerpo que están más expuestas al sol.
  • Manchas ásperas o escamosas que miden menos de medio centímetro.
  • Pecas con coloración distinta a las que usualmente te salen.
  • Aparición de lunares rojos y muchas veces protuberantes.
  • Enrojecimiento constante de la piel.
  • Inflamaciones tras haber estado expuesta la sol.
  • Erupciones labiales.

Debes estar muy atenta a las reacciones de tu cuerpo, pues hay reacciones como una erupción fotoalérgica, que es una forma de reacción de hipersensibilidad retardada, cuyos síntomas de la piel pueden comenzar hasta uno o dos días después de la exposición al sol.

Leave a Reply

Your email address will not be published.