¿Cómo comienzo el cambio en mí?

¿Cómo comienzo el cambio en mí?

Ya estamos en el segundo mes del 2019, ya pasaron los primeros 31 días y sentimos que no hemos empezado el cambio que nos propusimos a fin de año.

Ya estamos en el segundo mes de 2019 y al mirar a nuestro alrededor, la mayoría de nuestros compañeros de escuela o de trabajo están poniendo claramente manos a la obra en los propósitos que dijeron en fin de año; en cambio, nosotras no sabemos ni siquiera cómo empezar el cambio que queremos.

Pero no te angusties, el primer paso es darte cuenta que estás desorientada en el cambio y que todavía no tienes claro a donde ir. Te apuesto que a más de uno le está pasando, es normal.

Así que te damos algunos pasos para empezar el camino del cambio que necesitas:

  1. Identifica lo que no funciona. Generalmente, una de las razones por las que nos proponemos un cambio, es porque sentimos que algo ya no va bien en nuestro quehacer diario, que nos está estancando o que se está volviendo una carga incómoda e insostenible.

Este indicador te da una brújula de lo que ya no quieres, así que haz un cierre de ciclo de ello y plantea cómo podrías hacer algo distinto.

2. Lo único que puedes cambiar es a ti o las situaciones que están en tus manos (tu imagen, peso, la organización de alguna tarea, concreción de algún proyecto, etc.), lo que no, es tratar de cambiar a los demás.

Hay etapas en nuestras vidas en que pensamos que los demás están mal y decimos: “si tan sólo él hiciera o ella no fuera de tal manera”. Eso es problema de la otra persona, lo único que podemos controlar es lo que nosotros somos y podemos hacer.

Es decir, puedes cambiar de casa, de trabajo, de ciudad, hacer remodelaciones, hacer ejercicio, entre otros ejemplos, pero todo lo que gire en torno a ti.

3. Tomando en cuenta el punto anterior, escribe cuál es el cambio específico que planeas hacer, de esta manera podrás visualizar paso a paso, saber lo que puedes cambiar y saber por dónde dar el primer paso.

Por ejemplo, me pasó hace algún tiempo que durante cinco años tuve la misma imagen, el mismo estilo y llegó un punto que me aburrí, quería cambiar todo de mí, pero era muy caro hacerlo de un día a otro, no contaba con los recursos y me desesperaba; eso mismo hacía que no pudiera empezar por ningún lado. Era un círculo vicioso.

¿Qué hice? Empecé de cabeza a pies. Primero me corté el cabello, en otro momento lo teñí. Luego un facial y más tarde se volvió un hábito para mi ir al gimnasio. Aunque los cambios sean de poco a poco, si son constantes se notarán en el tiempo.

4. Aunque tengas miedo, arriésgate. Es la forma en que te vas a atrever a tomar retos y terminarlos, el miedo moderado es normal y bueno pues te empujará a iniciar.

Mentalízate: cada que probamos algo nuevo, puede ser que falles, pero no desistas, esos errores te permiten aprender y corregir el camino, además de ir avanzando a otro nivel. Recuerda, no importa las veces que te equivocaste, lo que importa, son las veces que te levantaste.

5. Deja atrás las inseguridades. La baja autoestima coloca ideas en nuestra cabeza muy fatalistas que se mantienen como si fueran verdades y que destruyen el buen ánimo, así que recuerda tus conocimientos, tu experiencia y pon en práctica tu habilidad de resolver problemas y salir de ellos cuando se nos presentan.

6. Toma una decisión, piensa lo que harás y realízalo. Las decisiones son acciones y no te arrepientas. Aunque el resultado sea bueno o malo, asume y aprende.

7. No dejes que otra persona decida por ti. Esto te ayudará a practicar en elegir lo que quieres y lo que te conviene.

8. Júntate con personas que te inspiren, que sean cercanas y consideres un ejemplo de éxito. Estar cerca de ellas te guiará por un camino nuevo, que construyas tú con la experiencia de otros.

9. No te compares con los demás, cada quien tienen un talento que nos hace únicos, y muchas veces nos comparamos con gente más joven o grande, pero esto no ayuda, ve a tu paso y ámate cómo eres.

10. Felicítate en cada progreso, aunque sea pequeño, esto permitirá que tu mente asimile los cambios y te motive a seguir.